Mirar de un modo nuevo: MOANA

por Amor Seguro, A.C. el julio 31st, 2017

 

La Película # 56  de Disney… Moana – descrita como una mítica aventura que sucedió hace 2000 años…

En Roma vi por primera vez los personajes en la tienda de Disney. No me gustaron – los tatuajes de Maui, no me parecieron adecuados para el héroe y modelo de los niños.

Nuestros hijos nos pidieron que la viéramos con ellos – dijeron que nos iba a encantar.

Extraordinaria animación, música y colores… pero ahí quedó todo ese día – ví la película por encima.

¡Qué tonta fui!, la juzgué a simple vista.

Días después, en el coche con mi hija escuché una de las canciones de la película y – algo muy fuerte hizo PUM! en mi corazón – busqué la letra de la canción, te la comparto:

He buscado siempre aquí una respuesta esperando en la orilla y no sé muy bien por qué. Solo quiero ser la hija perfecta, pero regreso a la orilla, no hay nada que pueda hacer. Cada amanecer, cada sensación, cada atardecer, al caer el sol, vuelvo a imaginar que hay algún lugar donde debo ir… Veo la línea entre el cielo y el mar en frente, ¿quién sabrá si hay más allá?. Y si el viento que sopla de cola es fuerte me llevará, si me voy un mundo nuevo descubriré. Ya sé que aquí todos en la isla piensan que son muy felices, todos se dejan llevar, sé que todo el mundo en esta isla, tiene un sitio concreto, todos tienen su lugar. Puedo liderar, con fuerza y pasión, lo puedo intentar, seguiré en mi rol, pero esa voz canta otra canción, ¿que me pasa a mí? Hoy la línea entre el cielo y el mar me ciega, ¿quien sabrá si hay más allá? y parece llamarme desde allí con gran fuerza, aquel lugar, que hay detrás del sol allí quiero ir yo. Hoy la línea entre el cielo y el mar me llama, y ¿quien sabrá a donde irá? y si el viento que sopla de cola me lleva, sabré al fin yo qué hay más allá.

 

Y así fue como empecé a ver los cortos y lo miré todo de un modo distinto, desde la fe, desde la respuesta escondida que necesitaba mi corazón para poder hacer visual lo que nuestro corazón anhela.

¡Cómo un juicio por lo que ven por encima nuestros ojos nos impide mirar de un modo nuevo desde lo que nos es dado – por quien vive y mora en nuestro corazón!

Y así Moana me ayudó a entender un poco lo que nos es permitido vivir como católicos llamados a despertar y responder.

“Los habitantes de una pequeña isla en la polinesia, Motunui – reconocen a Te Fiti como quien le dio vida al océano. Maui un semi dios del mar y el viento le roba a Te Fiti – el corazón, porque desea poseer el poder de la creación para sí. Maui es atacado por Te Ka el demonio de lava – haciéndole perder el anzuelo mágico que le da poder. El corazón se encuentra en la profundidad del mar. Mil años después, Moana amadisíma hija de Tui jefe de la isla Motunui y Sina, es elegida por el océano y le entrega el corazón… pero lo deja caer cuando su papá la aleja de la orilla del mar. El papá insiste que la isla les da todo lo que necesitan para vivir. La plaga golpea la isla y todo comienza a morir. Moana propone cruzar el arrecife y buscar en otros lugares donde pescar. Su papá, Tui, le prohíbe entrar al mar por miedo a perder a su hija … él perdió a su amigo cuando intentaron cruzar el arrecife.

Tala la abuela de Moana le enseña una cueva secreta en donde están todos los barcos de sus ancestros que eran navegantes… dejaron de serlo porque Maui robó el corazón de Te Fiti y grandes monstruos aparecieron en el mar. Tala le dice que la oscuridad de Te Ka ha ido tocando las islas matándolas lentamente. Tala le dice a su nieta que la plaga se acabará si Maui le regresa el corazón a Te Fiti. Tala le da el corazón a Moana, la abuela lo recuperó cuando se lo dejó caer en el mar… agonizante le pide a Moana que navegue y busque a Maui para que regrese el corazón a Te Fiti. Moana obedece el deseo de su abuela – y la voz que se lo pide en el corazón. Se embarca en un camakau para buscar a Maui. (La abuela reencarna en una mantarraya)… Un tifón la hace encallar en la isla donde vive Maui, quien la mete en una cueva y le roba su camakau para ir a buscar su anzuelo mágico. Moana intenta convencer a Maui de devolver el corazón – él no quiere, afirma que su poder va a atraer creaturas oscuras. Acuerdan juntos buscar el anzuelo y devolver a quien le pertenece el corazón, viven enfrentamientos y situaciones que provocan que Maui abandone a Moana.

Moana duda y le pide al océano que elija a otra persona – ella no puede hacerlo. Su abuela habla con ella y le recuerda quien es. Decidida a hacerlo va en busca de Te Fiti. Maui regresa con Moana… su corazón ha cambiado – los dos juntos se enfrentan a Te Ka – el corazón regresa a quien le pertenece… y todo se ordena de nuevo.

La plaga termina. Moana es jefa de la isla y todos regresan a ser quienes están llamados a ser: Navegantes.

 

MIRA con ojos nuevos la película, éstas claves te pueden ayudar:

Te Fiti · La Trinidad

Maui · creció sin papás y los dioses le adoptaron, su soberbia provocó que arrebatar el don, quería poder

Anzuelo mágico · la Gracia

Te Ka · el demonio

El corazón · el Amor

Isla · la comodidad, el no atreverse

Moana · niña o niño elegido

Papá · control, miedo.

Plaga · el pecado

Tala la abuela · la sabiduría, el origen, la memoria

Océano · el Espíritu Santo

Tifón · la noche oscura

Barcos · la Iglesia

Ser Navegantes · ser Cristianos responder al llamado a adentrarse en el océano viviendo en el Espíritu Santo, Evangelizar

 

Océano, mar profundo o gran extensión de agua, es el significado que tiene Moana en maorí (etnía polinesia) y por el que se puso el nombre a la protagonista de la película de Disney. En España Disney hizo público el motivo del cambio de nombre: la empresa de perfumería Casa Margot tiene registrada la marca Moana como uno de sus productos. Vaiana significa en maorí agua procedente de la cueva.

Lo increíble es que la película se anuncia diciendo:

ESCUCHA el LLAMADO.

LA LLAMADA DEL OCEANO.

Y la abuela le pregunta:

¿HAY ALGO QUE QUIERAS OIR?

Esta película de Disney es un caramelo muy especial si la miras con ojos nuevos – porque te puede acompañar a entender lo que significa empaparse, nadar, sumergirse, mojarse, dejarse llenar por el Espíritu Santo.

Ver en Moana ese llamado a adentrarse, atreverse, responder a lo que está llamando en el interior…

Identifícate con ella para sellar en tu alma que no eres tu, que nada merecemos, que todo nos es dado y nos es permitido vivir desde, con y por la gracia en la libertad que sólo puede darnos el Espíritu Santo.

 

 

 

De → Películas

Sin comentarios

Deja un comentario

Nota: No publicaremos tu e-mail.

Suscribirme al feed de este comentario via RSS