El sol

por Amor Seguro, A.C. el febrero 14th, 2014

El Sol como fuente de Dios uno y trino.

Alrededor del sol gira todo cuanto Dios ha creado.

Mis ojos a veces no miran a Jesús (sol) es tan resplandeciente que me ciega solo recibo el calor y la luz para caminar.

Al salir el sol (Jesús) puedo verlo se asoma tras las montañas lo veo pero no capto todo lo que alcanza a hacer es el motivo de una nueva vida, es el momento de alzar la voz para decir hoy es un nuevo día en toda su infinita tromension, es la nueva oportunidad que tengo de mirarlo y hacer su santa voluntad.

Al esconderse el sol puedo volver a verlo en sus diferentes tonalidades lo veo doblemente en el reflejo del mar. El mar como fuerza, siendo la voz que sacude el corazón.

Al llegar la noche siento que mi alma se oscurece pero surge la luna que es el reflejo de la más pura luz, aparece Maria alumbrando los pasos  acogiendo el caminar, acogiendo el descanso, solo su presencia me lleva para esperar la excelsa presencia que veré al día siguiente que es Dios uno y trino. En la noche también las estrellas ayudan mi avanzar es la Iglesia viva alumbrada por el reflejo del Sol, es quien traza el camino a la salvación.

Hay días que el Sol no sale se esconde para que cuando vuelva a verse, el corazón palpite como la locura del amor que penetra en los huesos, en el corazón, da vida al alma…. Es el anhelo de ver al más puro amor, de regresar a aquel que alumbra mi vida.

María de Jesús Milosc

Seudónimo de quien asistió a uno de nuestros cursos en Chichén Itzá, ella desea compartir contigo lo que vive desde su corazón.

Sin comentarios

Deja un comentario

Nota: No publicaremos tu e-mail.

Suscribirme al feed de este comentario via RSS